cómo lavar almohada

¿Cómo lavar las almohadas? 4 consejos para su limpieza

Las almohadas constituyen un elemento básico de nuestra cama y nuestro descanso. De hecho, nuestro sueño se queda cojo si uno de los pilares del descanso, colchón, somier o almohada, falla. Comúnmente nos atormenta siempre la misma pregunta y es si las almohadas se pueden lavar y muchas veces acaban en la tintorería junto con el nórdico.

Lo cierto es que se pueden lavar sin problemas en casa, de hecho, es recomendable hacerlo a menudo pues pasamos con ellas 8 horas de nuestro día en las que sudamos, se llenan de bacterias, hongos…

Lo primero para lavar la almohada es leer la etiqueta de cada una de ellas ya que dependiendo del material se necesitarán unos cuidados u otros. Hay almohadas que son son sensibles al calor mientras que otras no aceptan suavizantes.

Normalmente todas las almohadas van protegidas con unas fundas de algodón que se pueden introducir en la lavadora. Después, lo mejor es secar al aire en lugar de utilizar la secadora. El problema lo tenemos con el relleno o núcleo ya que muchos no permiten el lavado en máquina como las almohadas viscoelásticas.

De hecho, las almohadas viscoelásticas tampoco es aconsejable lavar a mano, salvo en contadas ocasiones cuando tenemos una gran mancha. Pero lo mejor para estas manchas es la prevención. Pensad que el sudor o la grasa del cabello es lo que tiende a amarillear las almohadas.

En estos casos, os recomendamos frotar con una esponja, usar un jabón neutro y un poco de lejía en el caso de que la mancha amarilla sea muy grande.

Esperamos que estos consejillos os hayan resuelto vuestras dudas y os ayuden en vuestra tarea.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>